Redmine, ¿para qué?

In Redmine on

Como decía en mi post introductorio, Redmine, nació como una herramienta de gestión de proyectos, pero su uso puede extenderse a otras formas de organización, como los procesos o los departamentos. Esta ampliación se produce sin forzar la herramienta, es suficientemente flexible para configurarla según la idiosincrasia de cada organización.

Éstos son algunos de los casos de uso de Redmine que he puesto en marcha:

  • gestión de los proyectos de clientes (consultoras, ingenierías, agencias de publicidad, etc.)
  • coordinación del desarrollo de producto (bien sea informático o de cualquier otro tipo)
  • proyectos internos de I+D
  • órdenes de compra a proveedores
  • gestión comercial (mediante la instalación de algún plugin-módulo “CRM”)
  • comunicación con agentes/distribuidores
  • sistema de ticketing (soporte técnico interno o externo)
  • base de datos de conocimiento
  • autorización notas de gasto internas
  • autorización vacaciones/ausencias del personal
  • flujo de trabajo de operaciones administrativas y contables

Realmente Redmine puede utilizarse como gestor de todas las tareas grupales e individuales de la empresa, aparte de que en sí mismo, gracias a su eficaz buscador interno, es una potente base de conocimientos que se va alimentando de forma automática.

Yo lo estoy utilizando desde hace 4 años y no le encuentro límite.

En próximos posts, describiré más detalladamente alguno de los casos de uso comentados.

Autor: Luis Blasco

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Loading...